LA ADICCION AL SUFRIMIENTO

El sufrimiento en muchas personas produce un estado adictivo, como lo es cualquier adicción (alcohol, cigarrillos, drogas). Lo que sucede es que la persona no lo registra por desconocer que “el sufrimiento” también es una patología adictiva. Esto ocurre porque se aferra a este estado como si fuera algo normal en su vida, y no puede o no quiere abandonarlo por sentirlo como algo propio.
El sufrimiento debido a una situación de dolor, trauma, perdidas, enfermedades, etc. Que no han sido sanadas, producen residuos de energía cristalizados en nuestro cuerpo emocional que impiden que la persona pueda seguir avanzando en su camino evolutivo.
Esta información queda grabada en nuestra memoria celular, por patrones, mandatos familiares, culturales, religiosos, que nos han hecho creer que nos merecemos lo que nos pasa “porque la vida es una lucha”; pero esto no es real, los sucesos que hemos atravesado son la oportunidad para aprender, sanar y crecer en este camino evolutivo, y si la persona no puede ver el regalo que significo la experiencia que atravesó se queda pegada al estado de sufrimiento hasta que pueda elaborarlo.
Se trata entonces de tener el deseo de despojarnos de estos patrones que se hacen cada vez más pesados y densos, para sentirnos más livianos y tener más claridad para seguir creciendo en una vida despojada de dolor y sufrimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *